Reseña de IT

Por: Christian Zayas

¡Finalmente! Luego de varios rumores y lo que fue 27 años de espera para muchos, el día ha llegado. Pennywise, The Dancing Clown está de vuelta más aterrador que nunca. Luego de la renuncia de Cary Fukunaga al puesto de dirección por conflictos de creatividad, el proyecto pasa a manos del director y guionista argentino, Andrés Muschietti.Esto preocupó a muchos seguidores de la novela y de la miniserie, pero, para la sorpresa de muchos la espera definitivamente valió la pena.

La película es una adaptación de la novela IT, escrita por el gran Stephen King, quien al igual que Joe Hill (su hijo mayor) elogió la película luego de haber tenido la oportunidad de verla antes del estreno oficial y así elevando las expectativas de todos nosotros. Eso añadiendo la exitosa promoción que va desde las primeras imágenes de Bill Skarsgård como Pennywise hasta los distintos teasers durante todo el año.

En el pueblo de Derry, un grupo de adolescentes conocido como el “The Losers’ Club” debe enfrentarse sus peores miedos cuando una entidad inhumana toma la apariencia de un payaso (entre otras) para ir tras los habitantes del pueblo, especialmente los niños. A esto se le suma Henry Bowers (Nicholas Hamilton) y su banda de “bullies” deciden perseguir a los “perdedores”, complicándoles aún más el panorama. En la primera escena está bien establecido lo que debes esperar del resto de la película, comenzando con una cinematografía fantástica y una música que primero te da una sensación de aventura hasta que llega a la interacción entre Georgie Denbrough (Jackson Robert Scott) y Pennywise (Bill Skarsgård) con un toque más aterrador e incómodo que sorprenderá a muchos fans de la miniserie en el buen sentido. Durante el primer acto, el tono varía un poco ya que se nos va presentando distintos hechos históricos de Derry, así como también la introducción de los chicos hasta que forman el grupo “The Losers’ Club”. Durante ese periodo experimentarás todo tipo de emociones; risas, lástima, miedo, incomodidad, entre otras. La historia no se da la oportunidad de volverse aburrida ya que “Eso” tiene encuentros por separado con los niños, manifestándose en lo que más le aterra a cada uno mientras los chicos se disponen a buscar respuestas sobre lo que ocurre en su pueblo; además de lidiar con Henry Bowers y su grupo de “bullies”.

Al principio la presencia de “Eso” es un poco más sutil, hasta que llegamos al segundo acto. Es aquí cuando comenzamos a ver un poco más la presencia de “Eso” como el payaso Pennywise siendo de las mejores escenas de Bill Skarsgård y Jack Dylan Grazer y una de las más intensas de toda la película. Esto seguido por un tercer acto lleno de una combinación de momentos de más horror y acción dejando un final muy emotivo y con ganas de ver más.

El grupo de los “perdedores” sin duda está compuesto por un talentoso elenco: Bill Denbrough (Jaeden Lieberher), Ben Hanscom (Jeremy Ray Taylor), Beverly Marsh (Sophia Lillis), Richie Tozier (Finn Wolfhard), Mike Hanlon (Chosen Jacobs), Eddie Kaspbrak (Jack Dylan Grazer) y Stanley Uris (Wyatt Oleff). Cada uno no tan solo ofrece una gran interpretación de sus personajes, sino también una visión creíble del comportamiento de los adolescentes en el diario vivir; desde el lenguaje explícito, chistes, discusiones e intereses de la época y la exploración de temas como el racismo, la pubertad, la amistad, el amor, la superación entre otros problemas del diario vivir de muchos adolescentes. La dinámica entre ellos es impresionante, parecería que fueron amigos desde antes de participar en la película. Funciona a tal nivel que desearías poder ser parte de “Los Perdedores”, al menos hasta que recuerdas que hay un payaso malévolo envuelto. Cabe destacar la actuación Sophia Lillis, quien tiene un trasfondo inquietante y difícil de ver que la convierte en una de los personajes más fuertes de la historia y una de las que mantiene unido al grupo, Jack Dylan Grazer ofreciendo una actuación casi perfecta en muchas ocasiones y finalmente mi favorito, Finn Wolfhard destacado en cada escena con la falta de filtro en sus palabras siendo muy gracioso en la mayoría de las ocasiones. Todos conocemos a un Richie en el grupo.

El rol de los adultos en esta película es interesante ya que son presentados desde la perspectiva de los niños como figuras intimidantes y no de amor ni confianza. Incluso en ocasiones parecen ser parte del problema ya que la mayoría decide ignorar los distintos acontecimientos que llevan sucediendo durante años. En ocasiones es como si el pueblo de Derry fuera otro personaje en sí, debido a los distintos acontecimientos ocurridos años antes y la manera en que el mismo es manipulado por la maldad de “Eso”.

Diría que algunos puntos débiles de la película fueron el pobre uso de CGI en algunas ocasiones que tal vez no permitían apreciar la interpretación de Bill Skarsgård tanto como si podría haber sido con efectos prácticos, pero no es nada que afecte la película completamente. Otro podría ser la poca profundidad en el trasfondo de algunos personajes que tal vez tuvieron más que ofrecer en el libro pero que quedaron cortos en la película. Aunque, tomando en cuenta lo amplio que es el libro se nota que hicieron lo posible por añadir solo la información que fuera necesaria y poder capturar la esencia de los personajes y el tono de la historia, lo cual diría que en ese ámbito lo hicieron un buen trabajo.

Ahora pasamos a lo que muchos tal vez han estado esperando por saber. ¿Qué tal estuvo Bill Skarsgård como Pennywise? Creo que la mejor respuesta sería la siguiente; en ningún momento vi a Bill Skarsgård sino a un personaje, vi a Pennywise. Tomando un camino bien diferente al de Tim Curry (quien fue definitivamente lo mejor de la miniserie), Bill nos trae a un Pennywise que sin duda se manifestaba como debería ser en personalidad y hasta en su vestimenta. Algo en lo que se diferenció bien de la interpretación de Tim Curry, a pesar de ser un hombre enterrado bajo todo ese maquillaje de payaso la actuación de Skarsgård si proyectaba la sensación de que no es algo humano. Desde la mirada, los movimientos, la voz, su sentido del humor, hasta en sus momentos de seriedad. Tal vez hubo dos ocasiones en que aparentaba ser un hombre en maquillaje de payaso y fue porque así Pennywise lo quiso aparentar por motivos que verán en la película, el resto de las ocasiones parecía “algo” inhumano (razón por la que los niños lo llaman “eso”). Además podrás verlo manifestarse con otras apariencias, no solo la del payaso.

Aunque me quedé con ganas de verlo más en pantalla entiendo que el tiempo concedido fue el tiempo necesario ya que la historia se enfoca primordialmente en los Losers.

Definitivamente es una de las mejores sorpresas de este año y probablemente la mejor película de horror del 2017. Andrés Muschietti hizo un buen trabajo con combinando los elementos de horror, suspenso, drama e incluso comedia en ocasiones para contar una historia de aterradora y emotiva a la misma vez. No puedo esperar a ver lo que hará con el segundo capítulo de esta historia.

And remember… “We All Float Down Here…AND YOU’LL FLOAT TOO!”

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s