Por: Emanuelle Santiago

Regresa a la pantalla la acción, con una sazón de nostalgia, de James Cameron con Terminator: Dark Fate, un filme pasable que mezcla las generaciones entre la vieja guardia y las caras frescas, en una entrega de acción sin límites y el inicio de una nueva página en la historia de esta franquicia.

A pesar de ser la sexta entrega de la franquicia, queda como la continuación oficial de T2: Judgement Day, donde nos encontramos con Dani Reyes, una obrera que trabaja en una fábrica en México, quien es buscada por un Terminator; máquina enviada desde el futuro con la misión de eliminarla. Como en las demás entregas, Dani es protegida por Grace (Mackenzie Davis), una humana con tecnología avanzada dentro de su cuerpo, quien también fue enviada desde el futuro. Una aventura del gato y el ratón, puro Terminator.

Sin duda alguna, el regreso de Linda Hamilton como Sarah Connor en la franquicia es el fuerte más importante de esta película. Como toda una veterana, y en busca de venganza, Hamilton disfruta su rol al máximo, recreando a la ya experimentada heroína que conocemos. A eso le agregamos al ya viejo T-800, Arnold Schwarzenegger que, a pesar de haber participado en las últimas entregas, podemos ver en esta ocasión el “portrait” del Terminator que conocemos todos. Nostalgia por doquier.

Otro protagonista lo fue la acción. Explosiones, masacres, disparos, aviones, en fin, la película se encarga de ser la atracción principal para que estas máquinas descarguen todo su poder de destrucción, incluyendo escenas que rinden tributo a sus predecesoras. A eso se suma los efectos visuales, lo que hacen que las batallas sean una de disfrute visual.

Dark Fate se muestra como la entrega que va en la línea construída con las primeras dos entregas del 1984 y 1991, a pesar de ser similar a Terminator: Genysis en algunos aspectos, tratando de refrescar la franquicia, sin perder las raíces de lo que Terminator se trata, dejando el camino libre para una nueva aventura en la lucha contra la nueva entidad, sí, Skynet no está.

Lo que sí es que Terminator: Dark Fate es lo que uno espera que sea; una muy buena película de acción. Con algunos “plot twist” y un nuevo elenco. Dark Fate es el comienzo del “pase de antorcha” a los nuevos líderes de la resistencia. “It’ll be back.”

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s