P.O.V

The Mandalorian: su importancia y responsabilidad en estos nuevos tiempos

Eric Fernández – GZ

Imagínate comer tu comida favorita pero sosa. Si, está bien cocinada, su textura está en su
punto como la mayoría de las veces, sus proporciones están bien distribuidas… pero sientes que
le falta sazón, sabor. Cómete un pop corn sin sal y sin mantequilla; una pizza pero sin queso; un
buen filete miñón pero sin condimentos.

Así se sentía el fandom de Star Wars con la entrega más reciente en el cine (secuelas); al nivel
de que nunca se pensó que el fandom más apasionado del mundo se fuese a dividir en dos
bandos y lo cual parecía no tener arreglo. Tan así que la gran mayoría pide la renuncia de
Kathleen Kennedy a la presidencia de Lucasfilms, a lo que ella responde: “hold my beer”.
Kennedy contrata a Dave Filoni – padawan en su propio derecho de George Lucas y escogido
personalmente por éste último para crear las series animadas The Clone Wars y Rebels (antes
de la venta de Lucasfilms a Disney), y al responsable del inicio del MCU, John Favreau – director
y productor de la trilogía de Iron Man y apasionado geek al universo de Lucas; para darles a
ambos la ardua tarea de crear una nueva serie para la televisión basada en personajes del
universo de la galaxia.


Con libertad creativa, Favreau desarrolla The Mandalorian para Disney Plus y junto a Filoni
como productores ejecutivos, le dan un giro milagroso a una historia que no muchos esperaban
que fuese a ser la responsable de unir nuevamente a todo un fandom que prácticamente había
perdido la fe en Star Wars. No tan solo la fe, es ese reencuentro con esa(ese) amante que
esperabas con ansias regresar porque sabes que es lo correcto.

Con un fan service majestuoso, The Mandalorian tiene la gran responsabilidad de ser ahora el
centro de atención con las nuevas series en desarrollo de Rangers of the New Republic, Ahsoka
y The Book of Boba Fett alrededor de su mismo tiempo de continuidad.


The Mandalorian es el nuevo “blue print” para todas las producciones del universo de Star Wars
de ahora en adelante, algo que por mucho tiempo fue responsabilidad de A New Hope. Y con la
nueva tecnología del StageCraft de Industrial-Light and Magic (ILM), estas producciones pueden
ser más costo-efectivas y más rápidas en sus desarrollos.

Ya está probado. Funciona, gusta y definitivamente no puedo esperar a todo lo que viene en los
próximos dos años.
¡Gracias, Mando (y Grogu)!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: