P.O.V Reseñas

No Way Home no solo es un filme, es un evento

Recuerdo aquella vez cuando se estrenó Avengers: Endgame en la sala de los cines; expectativas, ansiedad y energías eran la orden del día en lo que fue, no solo una película, un evento, saliendo de las salas con la mayor satisfaccion y alegria, declarando que nunca habra una experiencia que iguale o supere a la cinta. Nos equivocamos. Y es que esta semana estrena una de las películas más esperadas del año; Spider-man: No Way Home, una cinta que, no solamente iguala esa emoción de Endgame, si no que, para ser atrevido, la supera por algunos centímetros. 

En la cinta vemos a un Peter Parker aturdido y afectado por la decisión de Mysterio en revelar su verdadera identidad, afectando su privacidad, metas y su vida “normal”, no solo él, sino su familia y amigos. Es ahí cuando acude a Doctor Strange para tratar de buscar alguna forma de encontrar estabilidad y hacer que las personas olviden quien es Spider-man, desembocando en un errático hechizo que activa lo que se conoce como el “multiverso”. Lo demás, pues, paguen una taquilla.

No Way Home es una experiencia única, ÚNICA.

Quiero ser breve, pues deben de disfrutar la experiencia sin una pizca de detalles. Es raro disfrutar de una cinta repleta de “fan service” por completo, pero teniendo alma, sentimiento y espíritu. No Way Home logra jugar con tu emociones tan rápido como tronar tus dedos, de la misma manera en que volaras de la risa, logra empujar y hacer sentir empatía, tristeza y coraje, alabando el verdadero significado de Spider-man; uno de esperanza, justicia, sacrificios y lealtad, siendo Tom Holland el artista perfecto en llevar estas emociones y ver la evolución de aquel adolecente inseguro y volátil a un joven adulto que aprende su lección; “ un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

La integración de los villanos en el multiverso fue como anillo al dedo, siendo Willem Dafoe el más sobresaliente, interpretando al Duende Verde más temible, despiadado y oscuro en la saga del arácnido al momento, y el personaje ideal para sacudir la vida del joven arana, como tiene que ser.

En fin, No Way Home es una experiencia única, ÚNICA. Solo diré que preparen su corazón y estén listos para todo tipo de algarabía y euforia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: