P.O.V

CÓMO ES LLEVAR UNA NOVELA DE AGATHA CHRISTIE DE UN LIBRO A LA PANTALLA GRANDE

DEATH ON THE NILE, la película más reciente del director Kenneth Branagh basada en la novela homónima de 1937 de la icónica escritora Agatha Christie, ya está deslumbrando a las audiencias en cines de todo el mundo. El film transporta a los espectadores a las aguas del río Nilo, donde un puñado de coloridos personajes se reúne a bordo de un barco de lujo para celebrar una boda. Allí también está el detective Hércules Poirot, quien se ve obligado a hacer una pausa en sus vacaciones para desentrañar un misterioso asesinato que involucra de diferentes maneras a los viajeros.

Llevar a la pantalla una historia de una de las escritoras más celebradas del siglo XX no es tarea sencilla, y ni Branagh ni el resto del equipo creativo detrás de la película perdió de vista la dimensión y el impacto de la empresa que estaban enfrentando. Para dar vida con fidelidad y autenticidad a la novela “Death On The Nile”, trabajaron intensamente en todas las áreas de producción, honrando el legado de la gran narradora de misterio de Occidente.

La nueva película marca la segunda incursión de Branagh en el universo de Agatha Christie, tras dirigir en 2017 MURDER ON THE ORIENT EXPRESS. Para el realizador, seguir construyendo el universo cinematográfico de la famosa escritora fue un desafío irresistible que lo unió una vez más al equipo creativo detrás del primer film.  Tras finalizar la producción de MURDER ON THE ORIENT EXPRESS, Branagh se reunió con el guionista Michael Green (MURDER ON THE ORIENT EXPRESS, Blade Runner 2049, Alien: Covenant)para elegir la próxima obra de la Dama del Crimen que llevarían al cine. “Nos divertimos muchísimo conversando sobre cuál podría ser la próxima película de la serie cinematográfica de Agatha Christie. Los dos expresamos cuáles eran las novelas preferidas de cada uno, pero siempre volvíamos a “DEATH ON THE NILE”, cuenta Green.

Branagh, en tanto, agrega: “La pasión que tiene la historia original de Agatha Christie es muy fuerte. Es uno de los libros más fascinantes e inquietantes de Christie. Nos presenta la historia con una pátina de sofisticación, sensualidad, glamour y romance, pero una pátina que todo el tiempo es precaria, frágil, peligrosa y disruptiva”.

En la realización de DEATH ON THE NILE participaron dos familiares cercanos de Agatha Christie, miembros del acervo sucesorio de la célebre autora y responsables de proteger su legado. Tanto Mathew Prichard, único nieto de Christie, como su hijo James Prichard ayudaron a Branagh y su equipo a comprender la actitud de la autora con respecto a su libro, los personajes y la ambientación. “James y Matthew nos ofrecieron una perspectiva vital sobre quién era esta increíble escritora a nivel personal”, comenta Branagh.

Por su parte, James Prichard asegura que la historia imaginada por su bisabuela quedó en excelentes manos, y que el director supo llevarla a la pantalla de manera extraordinaria. “Para los espectadores, es extremadamente importante que sientan que no solo vieron una película fabulosamente moderna y un gran espectáculo cinematográfico, sino que hayan experimentado una noche de Agatha Christie. Ken logró construir un mundo que refleja la perspectiva única de Agatha Christie y su excepcional don para la narración”, asegura.

Llevar el universo de Agatha Christie a la pantalla supuso un trabajo coordinado y cohesionado de todas las facetas del proceso de producción de la película. Para Green, implicó un trabajo minucioso de análisis de los personajes de la novela que luego cobrarían vida en el guion. Para el diseñador de producción Jim Clay (Belfast, Children Of Men, Love Actually), involucró el desarrollo de escenarios que evocaran las atmósferas creadas por la escritora en el libro, en combinación con una estética adecuada para cada uno de los personajes a cargo del diseñador de vestuario Paco Delgado (JUNGLE CRUISE, Les Misérables, The Danish Girl).

Al hacer la transición de una novela rica en complejidad y en personajes a un guion que funcionara cinematográficamente, los realizadores buscaron los elementos claves de la historia para expandirlos y evolucionar a partir de allí, pero siempre volvían a los temas de celos y romance. “El libro está muy bien escrito. Contiene parte de la mejor prosa de Agatha Christie, y tiene una trama maravillosa con una solución genial. Es muy rico. Pero siempre volvíamos a los temas de la pasión y el amor, nos centrábamos en esos sentimientos, asegurándonos de que todos nuestros personajes tuvieran algo que decir sobre el poder de esas emociones”, explica Green.

A partir de allí, el guionista hizo algunos cambios en la composición de los personajes, convirtiendo en posibles asesinos a algunos que no eran sospechosos en la novela. A su vez, introdujo personajes nuevos y adaptó detalles estéticos y de historia de vida en otros. Sobre el guion final, Branagh concluye: “Esta adaptación tiene un enfoque más juvenil. Todo lo relacionado con la historia es más grande, más sensual y mucho más profundo, literal y estéticamente”.

En cuanto a los lugares en los que transcurre la historia, el equipo de producción trabajó para hacerle justicia a los escenarios de los años ’30 que imaginó Christie cuando escribió la novela, desde un tugurio londinense donde la alta sociedad se reúne a beber y bailar, hasta el lujoso S.S.Karnak donde tiene lugar el asesinato central de la trama. A su vez, recrearon en Longcross Studios el Cataract Hotel de Asuán, en el desierto de Nubia, donde se hospedó Agatha Christie mientras escribía “Death On The Nile”.

En todos los escenarios, la magia de la Dama del Crimen también quedó plasmada en el impactante vestuario de la película. En línea con Clay y Branagh, Delgado trabajó intensamente para captar el espíritu de los personajes de Christie en su aspecto visual. Para eso, se sumergió de lleno en la moda de los años ’30, investigando los diseños, colores e ideas de la época, pero teniendo siempre en mente la visión del director de lograr una estética contemporánea.  “No es que hayamos tratado de hacer una película contemporánea, pero buscamos los elementos de la época que resultaran más atractivos en un contexto contemporáneo y los combinamos con las convenciones de la época”, explica el diseñador.

El resultado de esta unión de fuerzas, ideas y enorme talento de todos los integrantes del equipo detrás de Death On The Nile hace honor a la historia cautivante que imaginó Christie casi un siglo atrás. Las tramas complejas, la profunda comprensión de las emociones humanas y el humor singular de Agatha Christie siguen resonando en las audiencias al día de hoy, y esta adaptación hace honor a todo eso que el público adora. Concluye Branagh: “Las buenas historias son nuestra mayor defensa contra la desesperación, y siempre es más divertido evadir la realidad con una historia que emociona, te tiene en vilo, y al mismo tiempo te ofrece sabiduría, compasión y algo entrañable con lo que todos podemos sentirnos identificados”.

Death On The Nile se puede en salas  disfrutar en salas de cine disponibles.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: